Discusión sobre la cientificidad de un campo de conocimiento

En estos días estuve participando de un seminario sobre educación en el que, independiente del tema, tuvo un debate de trasfondo en torno al concepto de ciencia, aunque en realidad el problema no era la definición de ciencia, sino su estatuto epistemológico, es decir, la posición desde la cual se estaba entendiendo este concepto. Pero lo particular del asunto, es que en realidad no hubo tal discusión, porque nuestro interlocutor no parecía tener claro la tradición de su postura, y sobre esto trata esta corta reflexión.

Cuando se utiliza la palabra ciencia como adjetivo se tiene un problema, y es que se puede llegar a utilizar sin reconocer el origen de este concepto, su evolución y el uso que se hace, no en lo cotidiano, sino en el contexto de las comunidades académicas. Por lo tanto, uno se encuentra que algunas personas pueden utilizar algunas palabras para intentar legitimar y convencer a un publico pero sin comprender realmente las consecuencias de su uso (grave problema si el público es conocedor de este tema). Pero la situación opuesta, es no utilizar la palabra ciencia para calificar la actividad académica que se hace, y desde ahí justificar realizar cualquier cosa desde cualquier perspectiva.

Esta situación pone de manifiesto el problema de conceptualización y de legitimización de las ciencias sociales en relación con las ciencias naturales, pero en otro nivel (y fue lo que se vio con el orientador del seminario) pone de manifiesto que cuando no se aborda con rigurosidad y seriedad estas discusiones, el debate se pierde en opiniones y no se avanza desde donde se están planteando los argumentos, reconstruir los caminos de construcción de conocimiento, con lo cual pareciera que se esta hablando carreta sin llegar a ninguna parte.

En conclusión, creo que uno de los problemas de las ciencia sociales y humanas en relación con las ciencias naturales, además de estar en una posición de menos reconocimiento político y social en nuestro contexto, es que cuenta con muchas personas que sin profundizar en ellas, se auto proclaman investigadores y académicos de esta tradición. Con este seminario reafirme la idea que para trabajar en un campo de conocimiento, si se quiere realmente pertenecer a el, se debe trabajar con rigurosidad y seriedad, conocer y participar en la tradición académica que la sustenta, e identificar y reconocer críticamente su(s) postura(s) epistemológica(s).

Implicaciones del Software Libre

Charla realizada en el Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre - FLISOL 2006, en la ciudad de Popayán, con el propósito de mostrar que más allá de los desarrollos tecnológicos, el movimiento del software libre plantea una postura sobre la sociedad. ver Mapa Mental con Videos.

Por qué hablar de interacción en red

Dar un nombre a las estructuras o formas en las que un conjunto de personas se puede organizar, depende mucho del contexto en la que se mueven estas personas o por el uso de términos de moda en una determinada sociedad, contexto o disciplina. Eso sucede con las comunidades (asociada con los movimientos sociales y la actividad científica), los equipos de trabajo (en el ámbito empresarial) o las redes (en las relaciones inter-organizacionales). Pero hoy, observado una telaraña y reflexionando sobre las cosas que pasan en las comunidades de software libre en cosas como la organización del FLISoL[1], pensé en las particularidades que puede tener la red como un tipo de asociatividad.

Para empezar, en una estructura tipo red, no todas las personas (nodos) se conocen entre sí, más sin embargo, existen intereses o preocupaciones que llevan a que la información o las iniciativas fluyan entre las personas, teniendo alcances increíbles. Pero esto implica que en la red existen personas que comparten algunos rasgos ideológicos fundamentales, y existe una masa crítica de personas con la habilidad de articulación y movilización. Junto a esta masa crítica estará un grupo mucho mayor de personas que siempre serán receptoras pasivas y que en algunos casos pueden colaborar en acciones concretas, pero que no tienen el interés o la capacidad para movilizar ideas y acciones en otros.

Los equipos o grupos no pueden considerarse redes en la medida en que son delimitados, están regidos por unas mismas normas, y apuntan a un mismo fin. Tampoco es una comunidad, ya que no se puede asegurar que existe un cuerpo teórico o ideológico aceptado y seguido por todos lo integrantes de la red, y desde el que se desprenden formas comunes de pensar y de actuar.

En el caso de las redes, cada persona puede estar vinculado por una razón diferente, participar de una forma en particular y perseguir otros fines, sin embargo, logra articularse a la red porque encuentra puntos comunes con otros, quienes a su vez pueden tener otros puntos de encuentro con otros, formando así eslabones con afinidades particulares dentro de la red y con un sentido de identidad común pero etéreo. La extensión de una red sera inversamente proporcional a su formalización y delimitación, y directamente proporcional a la simplicidad de su ideología, su relación con aspectos esenciales y fundamentales para las personas y la sociedad, y al uso de las nuevas tecnologías.

Una red no es para definir límites, porque no es posible conocer a todas las personas involucradas a través de otras personas, en todos sus niveles de asociación. Sin embargo, si es posible visibilizar las personas claves para la red, porque son aquellas que tienen la capacidad de convocar, influenciar y movilizar a los actores más pasivos.

Por estas razones, se puede pensar que las redes humanas se generan en la medida en que existan intereses o preocupaciones fundamentales compartidas; se propongan diferentes tipos de dinámicas en función de los intereses de cada actor clave de la red; y se permita un tipo de participación libre y autónoma de cada persona.

[1] http://www.flisol.info/

Pilares fundamentales para la orientación procesos educativos en el área de pensamiento y conocimiento científico

La ciencia vista como un proceso social que nos ha permitido una forma de comprender y de actuar sobre nosotros mismos, la sociedad y la naturaleza, y no sólo como un compendio de información o una descripción de sus productos y resultados, implica desarrollar formas particulares de observar, de leer, de pensar y de actuar.

Sin embargo esto no es fácil de asumir ni para los profesores ni para los estudiantes, ya que implica alejarse de un esquema curricular de suministro y verificación de información, y acercarse a uno que permita entender el contexto en el que se genera el conocimiento, el encadenamiento de causas y efectos generado, y la utilidad de estos conocimientos para explicar lo que tenemos en nuestro tiempo y nuestro contexto. Lo cual, implica desarrollar unas habilidades de pensamiento y acción diferentes, en unas condiciones culturales, económicas y cognitivas adversas.

Después de orientar algunos cursos sobre historia y epistemología de las ciencias con estas ideas en mente, se me ha ocurrido explicitar algunos principios, agrupados en dos categorías, para ayudarme a recordar la orientación general de un curso cualquiera en esa área denominada conocimiento y pensamiento científico. Estos principios son:

Principios de soporte:

* Lectura Crítica. Tiene que ver con la necesidad de entender, en primer lugar, lo que dice el texto (Lectura Inferencial); y luego la relación que uno puede establecer con otros textos y la posición que se toma (Lectura Crítico-Intertextual).

* Interacción Colaborativa. Implica que en todas las actividades dentro y fuera de clase, cada uno, estudiantes y profesor, y desde sus potencialidades, debe asumirse como un actor dispuesto a descubrir el fin último del conocimiento en función de nuestra realidad y a contribuir con el propósito que tiene la unidad temática.

* Las TIC para la interacción y el pensamiento. Las tecnologías deben ser usadas sacando su máximo provecho en la generación de posibilidades de comunicación que no son posibles de forma presencial, y en el desarrollo de formas de pensamiento hipertextuales.

Principios pedagógicos:

* Contexto. Nuestra experiencia esta relacionada con lo que somos, con nuestra historia y con el lugar y época en la que estamos. Por lo tanto, todo proceso educativo debe estar conectado de alguna forma con estos elementos.

* Actores. La dinámica social es desarrollada por personas, por lo tanto, la relación con el contexto implica relacionarse con las personas de nuestra realidad.

* Conocimiento. Los cursos delimitan conocimientos a los cuales hay que aproximarse.

Estos principios al concretarse en un programa, junto con el currículo establecido por la institución, orientan la configuración del propósito, la propuesta de trabajo, los objetivos, el cronograma y los resultados que se esperan alcanzar. El programa, al ser planteado como proyecto de aula, se espera que sea iterativo, en el sentido de partir de los resultados anteriores para avanzar en otros. Por eso es esencial generar una memoria colectiva escrita de fácil acceso y edición.

[1] http://www.icfes.gov.co/cont4/saber/docs/lenguaje.pdf

De la mayéutica a las posturas de liberación: algunas reflexiones iniciales

Las afugias de nuestro mundo y de nuestras realidades nos sumerge constantemente en preocupaciones del Cuándo, Cómo y Cuánto, pero no nos da tiempo y respiro para preguntarnos por el Para Qué o el Por Qué. Sin la intención de seguir idealizando e inmortalizando a los griegos, hay que reconocer que entre sus muchas contribuciones a la humanidad (buenas y malas si es que se pueden clasificar así) estuvieron las formas de pensar y asumir la relación sujeto-sociedad-naturaleza.

Hoy, cuando consciente o inconscientemente utilizamos las preguntas para intentar desentrañar en nosotros mismos o en otros algún tipo de conclusión sobre un aspecto que nos intriga, no estamos haciendo otra cosa que acercarnos a ese método denominado Mayéutica y que caracterizó a uno de los grandes filósofos de la antigüedad: Socrates. Pero también, cuando buscamos tomar una posición entre planteamientos que parecen paradójicos o contradictorios, sin que ello signifique relativizar las cosas, no estamos haciendo otra cosa que remitiéndonos a ese estilo de pensamiento denominado Dialéctica, que tiene su máxima expresión en la antigüedad, cuando Platón lo utilizaba en su autocrítica como vía para validar su conocimiento.

Pero más asombroso es cuando una aproximación histórica a estos conceptos, nos muestra que una forma de pensar que surge para confrontar las ideas sobre la naturaleza, y donde tal vez Hegel hace una última gran contribución en este sentido, empieza a cobrar identidad propia en torno a problemáticas sociales más recientes como la economía, la cultura y la religión. Así, se entiende el que Marx haya llevado esta forma de pensar para intentar comprender las causas de la pobreza y unas posibles soluciones en la era industrial a través de su Materialismo Dialéctico, y posteriormente Adorno y Habermas hayan continuado este trabajo para mirar las implicaciones de la cultura con la Teoría Crítica. Pero en esta misma línea de podría decir que esta dinámica académica haya co-ayudado en el surgimiento de de los planteamientos sobre Pedagogías Críticas de personas como Mclaren y Freire.

Sin embargo las implicaciones de esta forma de pensar también llegaron al Cristianismo para tomar una posición respecto a la pobreza, desarrollando de esta forma la Teología de la Liberación. Aunque luego fuera desconocida por el Vaticano, sus implicaciones co-ayudarón para que Dussel propusiera una Filosofía y una Ética de la Liberación, que junto con el trabajo previo de Freire en torno a una Pedagogía de la Liberación, configuran un cuerpo de pensamiento propio en latinoamerica.

Lo que en un principio fue una forma mental de contrastación entre ideas parciales o erróneas para llegar a la verdad sobre la naturaleza, hoy constituye una postura en defensa por la diferencia, bajo el presupuesto que esta es necesaria para el buen desarrollo de la humanidad. Presupuesto contrario a un discurso y acción social que ha venido ganando terreno, y que pareciera buscas la homogeneización de la humanidad, lo que permite preguntarse: ¿Con qué propósito?.

Registros

ulises-ibsn-12-2005-08-25.gif
ulises_linux-user-372625.gif

by.png sa.png
Los escritos, imágenes, presentaciones, videos y otros contenidos que se publican en este blog tienen licencia Creative Commons Reconocimiento - Compartir Igual a menos que se indique otra cosa.

Área de Administración

Sindicación

rss.png RSS